Conoce la Ermita de Sant Elm en Sant Feliu de Guíxols

La población de Sant Feliu de Guíxols guarda un lugar con una historia increíble, quizás donde la Costa Brava adquirió su nombre. En la ermita de Sant Elm no solo encontramos relatos antiguos en su interior, sino que lo que rodea a la ermita también esta cargado de increíbles crónicas. Así que vamos a conocer un lugar espectacular.

Cómo llegar hasta la ermita de Sant Elm

Podemos llegar en coche hasta la misma ermita de Sant Elm, pero lo recomendable es hacer la visita caminando desde la misma playa de Sant Feliu de Guíxols. Apenas los separa 15 minutos andando.

Qué ver y hacer en la ermita de Sant Elm

La Ermita de Sant Elm data del año 1452, aunque ha sido restaurada en multitud de ocasiones, como después de la Guerra Civil Española. Se irguió por encima de lo que era una fortificación, lo que explica porque esta construida en un punto tan estratégico, de cara a la bahía de Sant Feliu de Guíxols y con vistas al mediterráneo.

Pero quizás el hecho más importante que incumbe a la ermita es que, allá por principios del siglo XX, el periodista catalán Ferrán Agulló visito la ermita y fue donde pronuncio por primera vez el término Costa Brava para referirse a la zona costera de Girona. Tras esta brillante idea, lo puso por escrito en un artículo que escribió en 1908, bautizando así a la costa. En la esplanada del mirador un monolito recuerda este hecho.

También podría interesarte:

Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestro sitio web, usted acepta todas las cookies de acuerdo con nuestra Política de cookies.    Más información
Privacidad