Conoce la Cala Sa Cova en Platja d'Aro

En el Camino de Ronda que va desde Platja d´ Aro hasta Calonge se encuentran algunas de las calas más bonitas de toda la Costa Brava. Justo al norte de la Playa Grande de Aro, se encuentran Cala Rovira primero y, más al norte, la Cala del Pi. Y justo en medio, la pequeña y coqueta Cala Sa Cova, que hoy vamos a conocer.

Cómo llegar hasta Cala Sa Cova

Una vez en Platja d´ Aro, debemos ponernos en marcha hacia Calonge, y ya a mitad de camino, dirigirnos a la Carrer de Empúries para aparcar nuestro coche. Desde aquí iremos a Cala Rovira para coger el Camino de Ronda dirección norte para llegar hasta Cala Sa Cova.

Qué ver en Cala Sa Cova

Encajonada entre dos formaciones rocosas, Cala Sa Cova puede presumir de su arena dorada y sus cristalinas aguas del mediterráneo. Todo esto viene acompañado de una espesa vegetación que la rodea.

La cala apenas cuenta con 50 metros de longitud, por lo que si tienes la oportunidad de estar solo o sola en ella será tu pequeño paraíso. Sin duda, otro de los atractivos de esta cala, solo al alcance de los más aventureros, es recorrer hacia el norte el Camino de Ronda hasta Cala del Pi, ya que en este paseo encontramos unos túneles que atraviesan las rocas de los acantilados. Así que, si eres de los que no le gusta quedarse con la toalla en la arena, ¡aventúrate!

Información útil

Cala Sa Cova es perfecta por su situación natural, ya que en ella apenas se nota el viento. Al estar tan resguardada y poco accesible, debemos tener en cuenta que no cuenta con servicios como otras playas y calas de la zona. Pero esto es a su vez su punto fuerte, ya que no se ha masificado tanto como otros lugares de la Costa Brava.

También podría interesarte:

Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestro sitio web, usted acepta todas las cookies de acuerdo con nuestra Política de cookies.    Más información
Privacidad