Conoce la Cala del Pi en Platja d'Aro

Tres joyas relucen al norte de la Platja Gran de Playa de Aro. En primer lugar, Cala Rovira, en segundo Cala Sa Cova y, por último, Cala del Pi.

Cómo llegar hasta Cala del Pi

Una vez allí, debemos ir en dirección Calonge y tomar el desvío hacia Cala Rovira. Podremos aparcar en la Carrer de Empúries. Desde aquí bajaremos hasta el Camino de Ronda, y tras pasar Cala Sa Cova llegaremos a Cala del Pi.

Qué ver en la Cala del Pi

La Cala del Pi debe su nombre a los pinos que hay plantados en su parte posterior, donde también se encuentra el Hotel Cala del Pi.
Con 65 metros de largo y 15 de ancho, esta pequeña cala se presupone como un lugar resguardado de las miradas, donde la intimidad puede ser increíble si conseguimos estar a solas en ella. Este es su principal atractivo, ya que tanto las rocas que lo rodean, sus aguas cristalinas y su arena dorada hacen una conjunción perfecta para relajarnos en este paraíso.

También podemos llevarnos las gafas de buceo para disfrutar del maravilloso fondo marino de la cala. En su parte meridional hay un pequeño islote, que es donde más fauna marina podemos observar.
Otro de sus atractivos son los túneles que atraviesan los acantilados, y que deberemos cruzar para llegar hasta la cala. Forman parte del Camino de Ronda que une Sant Antoni de Calonge y Platja de Aro.

Información útil

Si vas a pasar el día en Cala del Pi, lo mejor es que te lleves todo lo necesario, ya que la playa no cuenta con los servicios con los que si cuentan otras playas y calas de su zona. Esto se debe a su difícil acceso, que es a la vez su punto fuerte, ya que podemos alejarnos de las masificaciones.

Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestro sitio web, usted acepta todas las cookies de acuerdo con nuestra Política de cookies.    Más información
Privacidad