Conoce la Playa de La Fosca en Palamós

Cada rincón de la Costa Brava tiene algo especial. En Palamós unas de las mejores playas para disfrutar de un día en familia es La Fosca. Catalogada con Bandera Azul, su arena amarilla y sus aguas cristalinas están rodeadas de un castillo milenario, un bosque de pinos que casi se extiende hasta el Mediterráneo, y la mítica Cala S’Alguer, una de las más bonitas del litoral catalán. Por eso, un día de sol y baño en La Fosca puede ser una experiencia inolvidable.

Cómo llegar a la playa de La Fosca

La playa de La Fosca está situada en una hermosa bahía rodeada de una urbanización al norte de Palamós. Allí, entre semana santa y el 15 de septiembre solo tendremos opciones de pago para estacionar nuestro coche. El lugar más común suele ser el aparcamiento La Fosca, que está a escasos minutos a pie de la playa.
Si queremos aparcar nuestro coche de forma gratuita, un buen lugar es la avenida Diagonal, a seis minutos caminando de la playa. El aparcamiento es en la calle, y en verano suele estar lleno.
Otra opción es aparcar a coste cero en los más de 12 parkings de Palamós.

Qué ver y hacer en la playa de La Fosca

La Fosca es una playa familiar bastante extensa, de unos 320 metros de longitud por 40 de ancho. Es perfecta si queremos visitar esta zona de la Costa Brava con niños, que pueden jugar sin problemas en su arena amarilla y entrar al agua azul turquesa de poca profundidad.
Un imperdible de la playa es lo que le da el nombre. La Fosca es una gran roca negra situada al norte de la bahía, que entra en el mar y cuando hay marea baja se puede recorrer sin problema.
Merece la pena caminar por el paseo marítimo que queda detrás de la playa, y que cuenta con algunos edificios bastante pintorescos del siglo XX.

Para los más aventureros, lo mejor es tomar el camino de Ronda que va desde Cala Margarida hasta la Playa del Castell. Siguiéndolo nos encontraremos, de primeras, con las ruinas del Castillo de Sant Esteve, una estructura militar del siglo XI que domina la playa creando un paisaje espectacular.
Un poco más allá, está la Pineda d’en Gori, un extenso bosque de pinos que refleja la preciosa vegetación que crece cerca del Mediterráneo.

El punto álgido de la ruta es la Cala S’Alguer, considerada una de las más bonitas de la Costa Brava por sus pequeñas casas de pescadores junto a una pequeña orilla de guijarros que forman una estampa única.

Información útil

La playa de La Fosca cuenta con certificado de Calidad Ambiental y está catalogada con Bandera Azul. Por este último reconocimiento, cuenta con todos los servicios como duchas, puesto de socorrismo, sombrillas, hamacas y rampa para personas con discapacidad.

Además, en el paseo marítimo encontraremos un amplio catálogo de restaurantes perfectos para un almuerzo familiar si no hemos traído la comida de casa.

También podría interesarte:

Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestro sitio web, usted acepta todas las cookies de acuerdo con nuestra Política de cookies.    Más información
Privacidad